Gas Natural Vehicular (GNV)

GAS NATURAL VEHICULAR

¿Qué es GNV?

Todo lo que debes saber sobre el GNV

La sigla GNV significa Gas Natural Vehicular,  el cual se diferencia del gas que llega a nuestros hogares  debido  a que  es comprimido hasta alcanzar una presión de 200 bar con el objeto de ser almacenado en cilindros. Su principal uso es en el transporte de alto recorrido y es utilizado especialmente en ciudades que presentan altos índices de polución en el aire como ocurre en el caso de Santiago de Chile.

El Gas Natural Vehicular (GNV) es el combustible limpio para la movilidad alternativa que a día de hoy cubre todas las necesidades del transporte terrestre y marítimo.

Puede utilizarse tanto en estado líquido (GNL) como gaseoso (comprimido, GNC); teniendo cada uno un destino específico en el transporte. El GNC está indicado para el transporte ligero (turismos, furgonetas, …) y el GNL es más adecuado para el transporte pesado (camiones, trenes, barcos, …)

Además, aglutina los beneficios ambientales con los económicos, obteniendo ahorros superiores al 30% en el coste de explotación de los vehículos respecto soluciones como el diésel, y con un coste de adquisición equivalente.
a la utilización del gas natural como combustible para vehículos. Puede utilizarse tanto en estado líquido (GNL) como gaseoso (comprimido, GNC).

El Gas Natural ha sido aceptado como una energía con un gran potencial de desarrollo futuro y de hecho la Conferencia Mundial de la Energía celebrada en Tokio el año 1995 declaró al gas natural como el combustible alternativo con mejores opciones de desarrollo para su masificación a futuro, debido a su abundancia, comodidad, seguridad, bajo costo de extracción, transporte y distribución, y el bajo nivel de contaminación que genera.

Beneficios del GNV

 

1    Ahorro El GAS NATURAL VEHICULAR ofrece mayor rendimiento para el mismo recorrido. Como relación práctica, 1 m 3 de gas natural equivale a 1,13 litros de gasolina.

2    Descontaminación La combustión del GNV es más completa y pura que la de combustibles líquidos, lo que disminuye significativamente el nivel de partículas y gases contaminantes como hidrocarburos no quemados, monóxido de carbono (CO) y gases efecto invernadero.

3    Imagen Pública Al incorporar GNV como combustible en su flota de vehículos de distribución, su empresa y sus productos adquieren un posicionamiento ecológico, ante sus clientes y opinión pública, consolidando el compromiso con el medio ambiente.

4    Mayor Vida Útil del Vehículo Gracias a que el GNV no produce residuos de carbón, no forma sedimentos, ni lava las paredes de los cilindros, aumenta la vida útil del motor, bujías, filtros y aceite.

5    Seguridad El GNV cumple con exigentes normas de seguridad, tanto para la instalación de kits de conversión, como para el reabastecimiento de combustible. Adicionalmente, ante cualquier escape, el gas natural asciende y se disipa en la atmósfera.

6    Fácil Conversión Para que los motores a gasolina puedan funcionar con GNV necesitan ser adaptados incorporándoles sencillos kits de conversión. Como ventaja adicional, los vehículos conservan una condición dual y asi operar indistintamente con gasolina y GNV.

 

El gas es el mejor complemento para reducir el coste del combustible y aumentar la vida de tu vehículo

El Gas Natural Vehicular (GNV) es un carburante sustituto de la gasolina y el diésel. Está formado por gas natural, por ello es más económico y respetuoso con el medio ambiente.

Tras realizar un estudio detallado para tres modelos de vehículos con diferentes combustibles podemos afirmar que el GNV es el más económico y eficiente.

apuesta por la implantación del GNV como nueva fuente de energía en el transporte que ayude a la sostenibilidad medioambiental

Ahorros económicos

  • Respecto a la gasolina: > 50%
  • Respecto al gasóleo: > 30%
  • Respecto al GLP: > 20%

Ventajas medioambientales:

Reducción contaminación global (CO2)

  • Respecto de la gasolina: 30%
  • Respecto del gasóleo: 20%
  • Respecto del GLP: 12%

Reducción contaminación local

  • Óxidos de nitrógeno (NOx): 75-95%
  • Partículas (PM): 95%
  • Monóxido de carbono (CO): 20-25%
  • Dióxido de azufre (SO2): 100%
  • Ruido: 50%