Bajada de la Luz y del Gas

El gas baja ligeramente

La Tarifa de Último Recurso (TUR) de gas natural baja desde este 1 de enero un 4% de media respecto al último trimestre de este año, tras permanecer los dos últimos trimestres de 2019 congelada. De esta manera, la factura para los consumidores TUR 1 (consumos anuales menores de 5.000 kWh) descenderá un 3,3%, mientras que la de los consumidores TUR 2 (consumos anuales entre 5.000 kWh y 50.000 kWh) caerá un 4,2%. Estas tarifas se actualizan cada trimestre.

Por su parte, el precio de la bombona de butano se sitúa en 12,74 euros, tras haber subido un 4,86% en noviembre, por lo que habrá que esperar a mediados de mes para ver si se vuelve a encarecer.

 

Bajada de la luz, tres tramos para su precio

En el caso de la luz, la parte regulada del recibo (que representa en torno al 41% de la factura) se prorrogará para 2020 por sexto año consecutivo, de modo que la evolución de la factura dependerá del comportamiento del mercado mayorista, conocido como ‘pool’, que afecta a algo más de un tercio del recibo.

No obstante, dado que las competencias de peaje al transporte y la distribución de electricidad se han transferido a Competencia, estos podrían bajar de media un 5,6%, en función del proyecto de circular por el que se establece la metodología de cálculo, lo que tendría una repercusión a la baja en el recibo de la luz.

También se mantendrá el 25% del recibo correspondiente al IVA y al Impuesto de Electricidad, si bien el 35% restante relativo al consumo dependerá de la evolución de los precios del ‘pool’, que en diciembre han ido a la baja.

El cambio que más notarán los contribuyentes en el recibo de la luz será el nuevo sistema de fijación de precios que variarán en función de la hora del consumo. Ahora hay tres tramos con diferentes precios: el barato (de 12 de la noche a 8 de la mañana); el caro (de 10 de la mañana a 2 de la tarde y de 6 de la tarde a 8 de la noche, y todo el fin de semana y festivos), un 50% más costoso que el barato; y el intermedio (en el resto de horas), un 20% más costoso que el barato. Poner la lavadora a una determinada hora o programar la calefacción eléctrica puede suponer un ahorro considerable. Estos horarios afectan a los que tenga tarifa regulada o PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor)